Cruzar la frontera México-EEUU se ha convertido en una trampa mortal

Miles de migrantes continúan dirigiéndose a la frontera México-EE.UU. Hombres mujeres y niños son víctimas de los grupos delictivos que roban, extorsionan y secuestran.

La frontera México-EE.UU. se ha convertido en una trampa mortal para miles de migrantes que huyen de sus países en busca de un mejor porvenir. La mayoría venden lo poco que tienen o piden préstamos para pagar a los traficantes de humanos los famosos coyotes, que los ayuden a cruzar a EE.UU.

Los migrantes tradicionalmente han enfrentado secuestros, extorsión o la muerte. Las políticas de Washington no están exentas de responsabilidad. La administración de Biden ha fallado en solucionar la crisis en la frontera.

Según informes federales estadounidenses más de cinco mil personas fueron arrestadas y acusada de tráfico humano, un incremento mayor que la administración de Trump. En el último año, agentes federales han realizado casi a diario operativos en casas de seguridad que contienen a decenas de personas migrantes secuestradas. Mientras que el negocio del crimen organizado sigue creciendo y generando billones de dólares.

Cabe señalar que un estudio del proyecto tecnológico de transparencia revela que los migrantes reconocen la existencia de ese tipo de “gancho”, de los coyotes, aun así los migrantes se arriesgan para cruzar la frontera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *