Cuba recuperará capacidad de generación y realizará inversiones

Frente a una compleja situación en la generación de energía, la estrategia de Cuba contempla la recuperación de capacidades y la realización de inversiones, informó hoy el ministro de Energía y Minas, Liván Arronte.

El titular explicó en el programa televisivo Mesa Redonda que antes de concluir el año tienen previsto restablecer 489 megaWatts (MW) de potencia, los cuales no están disponibles por limitaciones tecnológicas en centrales térmicas (291 MW) y en la generación distribuida (198 MW)

También se adoptan las medidas para incorporar, a finales de diciembre, 531 MW mediante la ejecución de nuevas inversiones.

Arronte precisó que para el cumplimiento de este programa el país destinó un financiamiento, sin embargo la recuperación de la difícil situación actual será gradual, acotó.

“Lo más importante es que no estamos detenidos”, aseguró, y agregó que materializar lo diseñado lleva tiempo y recursos materiales, los cuales en su mayoría requieren de importación, incluso las partes y piezas que se fabrican en el territorio nacional, pues las materias primas para su fabricación deben ser traídas desde el exterior.

Algunos de estos recursos ya están en proceso de importación, apuntó Arronte, quien recordó cuán costoso resulta mantener el sistema eléctrico, por los grandes montos de dinero que demanda su operación y mantenimiento, y el alto precio de los combustibles y las inversiones anuales, en una industria que funciona las 24 horas, todos los días.

Cuba tiene una alta dependencia de la generación térmica para la producción de electricidad, por lo que las roturas y mantenimientos en sus 20 unidades destinadas a esta función provocaron gran inestabilidad en el servicio en los últimos meses.

Actualmente están afectadas cuatro centrales, entre ellas algunas de las que mayor peso tienen en el aporte al sistema electroenergético nacional.

A ello se suman los problemas para la adquisición de combustibles, ya sea por los altos precios y la falta de recursos financieros, como por los obstáculos impuestos por el bloqueo económico de Estados Unidos hacia la isla.

Actualización del estado de generación eléctrica

La interrupción temporal de varios bloques de generación eléctrica en Cuba ocasiona afectaciones en el servicio y aunque se trabaja en su recuperación no será de manera inmediata, explicó el director de Generación Térmica de la Unión Eléctrica Nacional (UNE), Edier Guzmán.

De los 20 bloques existentes para la generación, están disponibles 16, el resto se encuentra en un estado efectivo de baja técnica temporal como consecuencia de algunas averías de gran envergadura, señaló el experto.

Guzmán resaltó que cada uno de los bloques afectados tiene un alcance previsto y un programa definido para recobrar sus potencias, pero no en todos los casos poseen los recursos financieros para su recuperación definitiva hasta llevarlos a su potencia nominal.

Ante esa compleja situación se trazó una estrategia para incrementar la capacidad de potencia disponible en el sistema eléctrico nacional (SEN) que permita disminuir paulatinamente las afectaciones al servicio por esta causa, explicó el director adjunto de la UNE, Omar Ramírez.

En tres líneas de trabajo, amplió, las líneas de trabajo comprenden el sostenimiento de la generación existente para garantizar las capacidades instaladas, recuperar las limitaciones e incorporar nuevas alternativas al SEN.

Recordó Ramírez que el parque de generación térmica está fuera de su ciclo de mantenimiento y ello obliga a un constante balance entre la potencia recuperada y la ocurrencia de posibles averías y limitaciones.

Está previsto mantener las capacidades instaladas e incrementarlas mediante financiamientos asignados por el país y una de las modalidades de inversión extranjera (IE).

Otra línea de trabajo, dijo, es la incorporación de una nueva potencia que concibe la instalación de 240 megawatts en generación móvil con la participación de la IE.

Unido a ello se trabaja en tres proyectos de energía renovable con perspectivas de concluir entre diciembre de 2022 y el primer semestre de 2023, dos de ellos bajo la modalidad de inversión extranjera.

Con esta estrategia se pretende concluir el 2022 con una capacidad de generación superior al pronóstico de la demanda, aunque con valores de reserva por debajo de lo requerido para afrontar una avería en una unidad generadora de gran potencia, pero indiscutiblemente a finales de diciembre las condiciones serán mejores a la actual.

A esas acciones para la recuperación del sistema eléctrico nacional deben estar acompañados de medidas para el uso racional de la energía, sobre todo en los altos consumidores y complementen la transformación de la matriz de generación hacia las energías limpias, vicejefa de la secretaria del ministro, Elaine Moreno.

Adicionalmente, se trabaja en perfeccionar los incentivos que promuevan el uso de fuentes renovables y equipos eficientes energéticamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *