Taiwán, otra víctima cubana en Mundial Sub-15 de Beisbol

BUEN pitcheo, defensa hermética y apelar al llamado “juego chiquito” le dieron a Cuba este martes la victoria ante Taiwán (3×2) en la conclusión de la fase de grupos de la V Copa Mundial Sub-15 de Beisbol, con sede en esta ciudad del norte mexicano.

El duelo estaba planteado entre los elencos líderes del grupo A –con victorias sobre México y República Checa- y no defraudaron sobre la grama del imponente Estadio Sonora, ubicado en las afueras de esta urbe.

Cubanos y asiáticos se disputaban más que la cima de su apartado, pues el resultado bilateral se arrastra a la súper ronda que comienza este miércoles entre seis elencos involucrados, los restantes Japón y Panamá por la llave B, y Estados Unidos y Puerto Rico por la C.

El mentor cubano Alexander Urquiola apeló a tres lanzadores para dejar en dos carreras y cinco jits a los taiwaneses, “matadores” de las rectas rápidas, pero “gatos” a los lanzamientos de rompimiento.

El matancero Yosniel Menéndez tiró 2.1 entradas con dos inatrapables, una carrera permitida, un ponche y tres boletos. El descontrol obligó a su temprana sustitución, tratándose de un partido clave ante un oponente de tacto y rápido en las bases.

Danel Reyes se encargó del box durante las siguientes 2.2 entradas, en las cuales toleró dos jits y una carrera, regaló un boleto y propinó un ponche para llevarse la victoria.

Al complicarse en la parte baja del sexto acto, también por el descontrol, Urquiola llamó a su cerrador Mailon Batista, quien en dos capítulos admitió solo un jit y recetó dos ponches para acreditarse el juego salvado.

Taiwán empleó en el choque a 14 jugadores al campo y cinco lanzadores, estos últimos de buena velocidad fundamentalmente. Producir carreras fue difícil, así que la dirección cubana apeló al toque de bola, el robo de bases y las jugadas de corrido y bateo para hacer las anotaciones necesarias. También ayudaron los dos errores cometidos por la defensa de los asiáticos.

El inicialista cubano Roberto David Peña estuvo en noche de lujo, al pegar de 4-3 y anotar una carrera. Sin embargo, de empujar se encargaron esta vez los últimos de la tanda: Jonathan Valle y Segián Pérez.

La derrota correspondió a Ruei Cyuan, el tercer serpentinero asiático en subir a la lomita.

«Sabíamos que enfrentaríamos un pitcheo muy bueno. Entonces montamos la estrategia de mover a los lanzadores en el box porque estaban haciendo pitcheos difíciles de hasta 84 millas por hora, que en esta categoría es una velocidad respetable. Así pudimos hacer las carreras y obtener la victoria», comentó Urquiola a la prensa cubana.

«Este resultado nos eleva la autoestima, nos deja como líderes del grupo A arrastrando un éxito a la súper ronda. Esa es una posición muy favorable para nosotros. Estamos muy contentos», señaló finalmente el mánager pinareño.

Concluida la etapa clasificatoria ya se conoce el calendario de la súper ronda. En el caso de Cuba, abre ante Panamá este miércoles a las 10:30 p. m. (hora de la Isla) en el estadio Héctor Espino.

El jueves se las verá con Puerto Rico en el Estadio Sonora a partir de las 6:00 p. m.; el viernes el rival será Japón en el Héctor Espino desde las 10:30 p. m.; y el sábado tocará el cierre ante Estados Unidos en el Estadio Sonora desde las 10:30 p. m.

Los dos mejores equipos de la súper ronda disputarán el oro el domingo 4 de septiembre, dejando la lucha por el bronce a los ocupantes de los puestos tres y cuatro.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *