Código de las Familias, un texto coherente con la Cuba de hoy

El Código de las Familias que este 25 de septiembre se someterá a referendo popular es coherente con la Cuba de hoy, aseguró a la ACN Félix Sánchez Carrero, fiscal jefe del Departamento de Protección de la Familia y Asuntos Jurisdiccionales en la Fiscalía Provincial de Sancti Spíritus.

El experto agregó en recientes declaraciones que en 1975 se aprobó en la Isla un Código de Familia muy avanzado para aquel entonces, pero las relaciones intrafamiliares han evolucionado y, por tanto, requieren una modificación, la que está presente en este documento en el que esos vínculos no solo se conceptúan por consanguinidad sino, además, por afinidad y afectividad.

Agregó el especialista del Derecho que teniendo en cuenta esa situación, es necesaria una protección jurídica y ella está plasmada en el texto que de febrero a abril fue llevado a consulta popular en toda la nación y, luego, en el mes de julio, fue aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Sánchez Carrero aseveró que en el nuevo código se reitera el amparo legal a los diferentes tipos de familia que se reconocen en él, y se le dan amplias potestades a instituciones jurídicas que intervienen en posibles litigios para resolver problemáticas que pudieran presentarse, a fin de garantizar un ambiente de armonía y respeto en el seno familiar.

Mientras, Ángela Valdés Quesada, reconocida profesora de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez y presidenta de la Cátedra de la Mujer Isabel María de Valdivia, cree firmemente en la importancia de un código que mucho habla de protección, de equidad, de derechos.

Aunque se ha reiterado en disímiles espacios, no debemos dejar de pensar que este es un texto que se pronuncia contra todo tipo de violencia y discriminación, que aboga por la inclusión, por el respeto y eso es esencial a la luz de los tiempos actuales, aclaró.

Entre los asuntos que la estudiosa mencionó y al que en estos días han vuelto quienes desde la cátedra promueven el empoderaniento de la mujer es al de los cuidadores, pues en el documento se consagra el principio de corresponsabilidad entre la familia, el Estado y la sociedad y se ofrecen garantías en el desempeño de esas funciones.

Además de que en la inmensa mayoría son mujeres, casi siempre cuando alguien se encarga del cuidado de otro ser humano, el resto de los familiares pasa por la casa, le lleva alguna comida, pero pocas veces le dan ese apoyo que requiere para que modifique su rutina y haga otras cosas que necesite, refirió Valdés Quesada.

La pedagoga reiteró que el cuidador necesita la colaboración de la familia en alimentos y dinero, pero, también, en horarios libres para cambiar de actividad.

Más de 359 mil espirituanos mayores de 16 años están convocados para ejercer su derecho al voto este domingo, fecha en la que abrirán sus puertas mil colegios hasta en los sitios más recónditos de la provincia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *