Medios cubanos denuncian nuevos actos violentos financiados desde Estados Unidos (+ Video)

¿Qué sucedería si desde cualquier país del mundo se pagara para provocar actos terroristas y de sabotaje en Estados Unidos? Sus voceros saldrían de inmediato a imponer su democracia a base de cañón. Pero en el caso de Cuba, su actuar es muy diferente.

Quienes pagan por desatar la violencia y el caos en Cuba actúan con total impunidad desde suelo estadounidense. Destinan cuantiosos fondos a financiar actos terroristas en el seno de la sociedad cubana, sin que autoridad foránea alguna se pronuncie al respecto.

Grupúsculos anticubanos buscan reclutar a personas en Cuba para ejecutar actos terroristas en territorio nacional, financiados desde Estados Unidos. En esta ocasión, revelamos una articulación contrarrevolucionaria que establece nexos entre la Nueva Nación Cubana en Armas (NNCA) y el “influencer” Manuel Milanés.

De la NNCA se ha hablado en otras ocasiones en espacios televisivos. Sus principales cabecillas son Willy González y Kiki Naranjo, ambos residentes en Estados Unidos. Incitan a una guerra en territorio cubano, para lo cual reúnen armamento y entrenan paramilitares en territorio norteño.

En este contexto emerge Amijail Sánchez González, con el perfil falso de Alfredo González, que recluta desde las redes sociales a quienes cometerán las acciones de sabotaje en Cuba. Por otra parte, Manuel Milanés Pizonerose cataloga como influencer en redes sociales. Divulga de noticias falsas y tergiversa la realidad cubana. Promueve la organización contrarrevolucionaria Cuba Primero y en los últimos meses se ha vinculado estrechamente al ala violenta y terrorista de la comunidad cubana en EE.UU. Reside en Miami, Florida, desde 2017.

En respuesta a estas orientaciones, García Ríos lanzó cocteles molotov contra los archivos del Tribunal Municipal de Centro Habana y la Dirección Provincial de los Comité de Defensa de la Revolución. ¿Propaganda enemiga? ¿Acciones de sabotaje? ¿Actos de terrorismo? Constitucionalmente establecido, acorde a los procedimientos legales vigentes en el país, con todas las garantías reguladas, y a nombre del pueblo de Cuba, los tribunales impartirán justicia en el momento que corresponda.

Esta articulación anticubana no escatima en financiamiento para acciones que destruyan el orden constitucional en Cuba y atenten contra la vida de los habitantes de la Isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *