Donald Trump declara en demanda por violación

El expresidente Donald Trump respondió el miércoles a preguntas bajo juramento en una demanda entablada por E. Jean Carroll, una columnista de una revista que asegura que el exmandatario la violó a mediados de la década de 1990 en un probador de una tienda departamental. 

La deposición dio a los abogados de Carroll la oportunidad de interrogar a Trump sobre las acusaciones de agresión, así como sobre las declaraciones que hizo en 2019 cuando ella contó su historia públicamente por primera vez. 

Los detalles sobre cómo se desarrolló la deposición no fueron dados a conocer de manera inmediata.

“Nos complace que, en nombre de nuestra cliente, E. Jean Carroll, hayamos podido tomar la declaración de Donald Trump hoy. No podemos hacer más comentarios”, dijo un portavoz de la firma de abogados que la representa, Kaplan Hecker & Fink. 

Trump ha dicho que la acusación de violación de Carroll es “un engaño y una mentira”. 

Su equipo legal trabajó durante años para retrasar su declaración en la demanda, que fue entablada cuando aún era presidente. Un juez federal rechazó la semana pasada la petición de Trump de otro aplazamiento, señalando que no podía “dejar pasar tiempo para que el demandante intentara conseguir un remedio para lo que presuntamente fue una falta muy grave”. 

Alina Habba, abogada de Trump, dijo el miércoles que el exmandatario “está satisfecho de haber dejado las cosas claras hoy. Este caso sólo es una maniobra política como muchas otras en la larga lista de cacerías de brujas contra Donald Trump”. 

Carroll iba a ser interrogada por los abogados de Trump el viernes pasado. Ni sus abogados ni los de Trump han respondido a las preguntas sobre cómo resultó esa deposición. 

Los abogados tampoco han revelado si Trump rindió su declaración en persona o a distancia, por videollamada. Trump estaba en Florida el miércoles. La demanda se tramita en un tribunal de la ciudad de Nueva York. 

Todo lo que Trump haya dicho durante su declaración podría utilizarse como prueba en un próximo juicio civil. 

No ha enfrentado ningún cargo penal relacionado con las acusaciones de Carroll y es improbable que vaya a ser procesado. 

El plazo para presentar cargos penales por agresiones sexuales ocurridas en la década de 1990 ya ha expirado. 

Plazos jurídicos parecidos también son aplicables a demandas civiles que alegan agresión sexual. 

Como resultado, Carroll eligió demandar a Trump por difamación por los comentarios que hizo en 2019, cuando negó haber cometido delito alguno. 

Sostiene que su reputación se vio dañada por las negaciones del exmandatario y por ataques a su credibilidad y carácter. 

Sin embargo, los legisladores de Nueva York concedieron recientemente un plazo de un año para llevar a los tribunales civiles acusaciones viejas de agresión sexual. 

La abogada de Carroll ha dicho a la corte que pretende interponer una demanda de ese tipo contra Trump cuando ese plazo inicie a finales de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *