El hombre que ha estado más cerca del cielo

Salvo los cosmonautas, Kami Rita es el hombre que ha estado más cerca del cielo y el pasado domingo 12 de mayo lo hizo por última vez.

Ese día, el alpinista nepalí logró escalar el Everest, la montaña más alta del mundo, por la ocasión número 29 logrando así batir su propio récord de acuerdo a lo informado por The  Hindustan Times.

También conocido como El Hombre del Everest, tiene 54 años y nació el 17 de enero de 1970 en la comunidad sherpa, enclavada en las estribaciones del Everest, donde inició carrera como porteador para luego convertirse en guía de escalada.

La primera ascensión a la enorme elevación nevada de 8.848,86 metros sobre el nivel del mar, conocida como Sagarmatha en Nepal, la completó con solo 24 años y de acuerdo con el Libro Guinness de los Récords Mundiales, ha escalado el Everest casi todos los años desde aquella primera ascensión.

En mayo del año pasado, luego de anotarse un nuevo récord mundial, el alpinista sherpa desplegó un elocuente mensaje: “Respétalo hoy y disfrútalo por siempre”. Lo escribió sobre un trozo de tienda de campaña abandonada que él mismo recogiera en su ascensión a la cima. 


Foto: tomada de revistaoxigeno.es

En una entrevista que concediera hace tres años Kami Rita confesó que la primera vez que subió al Everest lo hizo “por necesidad”.

Refirió que las personas iban a escalar la famosa montaña por muchas razones: por la emoción, para tener una historia que contar casi como un trofeo y también para publicar esas imágenes y que “otros las vean”.

Pero él aseguró que “Me convertí en sherpa, liderando escaladas en la montaña, porque éramos pobres y tenía que proveer a mi familia”.

El alpinista nepalí comentó que le había tomado por sorpresa enterarse que era  la persona que más veces había escalado el Everest porque “lo vivo con naturalidad. Es mi trabajo; el récord nunca fue una meta”.
 


Kami Rita junto a sus certificados de récord Guiness mundial. Foto: Prakash Mathema /Getty Images

Su padre fue de los primeros sherpas profesionales que guiaran a los escaladores cuando la montaña se abrió al turismo internacional allá por 1950. Nacido y criado a la vera de la elevación, Kami Rita afirma conocer “todas las formaciones rocosas, todos los peligros que enfrentamos y todos los métodos para escalar la montaña con éxito. Mi experiencia asegura que mis clientes puedan celebrar su victoria en la cima, y es por eso regreso con seguridad todos los años”.

“En compensación por mi trabajo -explica más adelante-, las empresas de guías turísticos me pagan por llevar a extranjeros a la cumbre; a veces, gano patrocinios de empresas de barritas energéticas para publicar su producto en Instagram. Éstas son mis únicas fuentes de ingresos”.

Pero si bien la mayoría de la gente piensa que los sherpas son sólo guías, este multipremiado sentencia que “tenemos muchas responsabilidades esenciales”.
 


Miyolangsangma, la diosa protectora que mora en la cima del Everest. Imagen: tomada de Facebook

Subraya la creencia de los Sherpas en que el monte Everest es un lugar sagrado, en cuya cima se sienta Miyolangsangma, diosa protectora y de la Donación Inagotable. Parte del entrenamiento de estos guías es aprender a respetarla, declara.

“Sin Sherpas, nadie podría escalar ninguna de las montañas del Himalaya”, apunta convencido.
 


Foto: tomada de Facebook
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com