Cuenca Hanabanilla entre las más reforestadas de Cuba

Con un índice de boscosidad del 46.41 por ciento, la cuenca hidrorreguladora Hanabanilla, perteneciente a la provincia de Cienfuegos, se encuentra entre las más reforestadas de Cuba gracias al Programa Nacional de Reforestación, Cuidado y Preservación de las áreas forestales hasta 2020.

Roberto Chávez Negrín, jefe del departamento forestal Flora y Fauna silvestre en la Delegación de la Agricultura del territorio, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que esa área, ubicada en el municipio de Cumanayagua, se encuentra muy por encima de la media nacional, la cual se comporta al 31.8 por ciento.

Afirmó que la franja fue completada casi al ciento por ciento, donde cubrieron 10 mil 106.8 hectáreas (ha) al cierre de 2021, de las 10 mil 232.2 ha de patrimonio con las que cuenta la zona.

Árboles autóctonos resaltan entre las especies plantadas en ese espacio del macizo montañoso de Guamuhaya, como cuajaní, cedro y majagua, además de eucalipto, acacia, ceiba, pino, baría, roble y casuarina.

Chávez Negrín resaltó la importancia y el valor superior de ese acuatorio, pues suministra el vital líquido a la población de la capital provincial y Cumanayagua.

Asimismo, agregó, provee al canal magistral Paso Bonito, mediante el que también se abastecen Cruces, Palmira y Santa Isabel de las Lajas. 

Las aguas de ese trasvase, contemplado dentro de las acciones de la Tarea Vida para el enfrentamiento al cambio climático, se aprovechan para el fomento de la caña de azúcar, la ganadería, los cultivos varios, las plantaciones de café en el llano y los frutales, destacó.

De igual forma, manifestó, se beneficia la pesca, el turismo en el hotel Hanabanilla y la generación de energía mediante las mini hidroeléctricas emplazadas en la serranía cienfueguera. Más de 280 kilómetros cuadrados conforman la “Hanabanilla”, dividida entre los territorios de Cienfuegos y Villa Clara.

Cuenta con una disponibilidad de 200 hectómetros cúbicos de agua y ocupa el tercer lugar en el país en cuanto a plantaciones de bosques, solo sobrepasada por los ríos Toa y Cauto, ambos en el oriente de la nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *