¿Qué importancia tiene la meteorología para la aviación?

La seguridad y la eficacia de la aviación, los riesgos ambientales y la protección del medioambiente, así como los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos y del cambio climático, figuran en el orden del día de la Comisión de Meteorología Aeronáutica de la Organización Meteorológica Mundial. El tránsito aéreo se duplica cada 15 años, la competencia y la congestión del mismo van en aumento y las exigencias de la navegación aérea están en constante evolución.

Hoy en día la seguridad aérea reviste la máxima importancia, por lo que la demanda de una eficaz gama de servicios meteorológicos nacionales y regionales está aumentando. Tres cuartas partes de las demoras asociadas a los vuelos,  guardan relación con las condiciones del tiempo, tales como la convección, la turbulencia, la niebla, el viento o los ciclones tropicales, y casi la mitad de los accidentes aéreos se producen por el impacto de condiciones meteorológicas desfavorables.

Otros de los peligros a los que se debe enfrentar la aviación son: las erupciones volcánicas, las nubes de cenizas, las tormentas de polvo y arena, así como a fenómenos de tipo espaciometeorológico o las tormentas geomagnéticas. En la planificación a largo plazo se tiene cada vez más en cuenta el cambio climático, pues puede influir en la demanda de viajes por vía aérea y en la elección del destino. Los aeródromos costeros también podrían verse cada vez más afectados por mareas de tempestad, agravadas por el aumento del nivel del mar y por tormentas más fuertes.

Las nubes de ceniza constituyen un peligro latente para la seguridad de cualquier aeronave.

La aviación civil internacional ha puesto en marcha un amplio programa de modernización, que se extenderá hasta 2030 y que propiciará importantes cambios en la forma de suministrar y utilizar los datos y servicios meteorológicos.

La reforma está encabezada por la Organización de Aviación Civil Internacional, que prevé implantar un sistema de gestión del tránsito aéreo armonizado y que pueda funcionar a escala internacional, lo cual requiere a su vez la coherencia y la veracidad de la información meteorológica a escala mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *