Orta sueña con su segundo título olímpico

Ganar medalla de oro en unos Juegos Olímpicos resulta complicado, llegar a tocar la gloria por segunda vez está reservado solo para los grandes, aunque Cuba tiene la dicha de contar con varios bicampeones en citas bajo los cinco aros.

Este es la meta que se ha trazado el luchador Luis Orta, después de subir a lo más alto del podio en Tokio el pasado año y aunque faltan cerca de dos años ya piensa en París.

En este deporte solo dos atletas tienen dos o más coronas olímpicas, son los casos de Filiberto Azcuy, quien reinó en Atlanta 1996 y Sídney 2000 y Mijaín López, que ya son palabras mayores, pues estamos hablando del “gladiador” más grande de la historia con sus cuatro títulos en Juegos Olímpicos.

Orta sabe que es un sueño que se puede convertir en realidad, pero para eso tiene que dedicarle muchas horas a los colchones y mantener la disciplina que le ha caracterizado desde que fue promovido al equipo nacional.

Llegar al gimnasio de la Escuela Superior de Formación de Atletas de Alto Rendimiento ESFAAR “Cerro Pelado” y no ver al “gigante” de Herradura nos resulta extraño. Sin embargo, Orta, con sus cerca de 1:70 m. de estatura, atrae la atención con sus takles y desbalances, que los realiza con la misma intensidad como si estuviera en una competencia oficial.

    “Aquí estamos trabajando el colectivo de entrenadores y yo para afrontar de la mejor forma el Campeonato Mundial de Belgrado, tenemos en contra que no hemos podido salir a prepararnos con atletas extranjeros”.

Luis Orta ahora se presentará en el Mundial, previsto del 10 al 18 de septiembre en Belgrado, Serbia, en una división que no es olímpica, los 63 kilos, un peso intermedio entre los 60 y 67. El capitalino, que cumplirá 28 años de edad el próximo 22 de agosto, espera pulir los detalles finales de la preparación en Bulgaria, tal y como sucedió antes de los Jugos de Tokio. “Ya lo hicimos antes de la olimpiada y nos salió bien, ojalá tengamos la posibilidad de prepararnos en este país que siempre nos acoge muy bien”.

Luis Orta aspira en París 2024 buscar su segunda medalla de oro olímpica.

“No sé si será en los 60 o 67 Kg, solo les puedo decir que me voy a preparar bien para luchar por el título. Lo que pueden estar seguro que daré lo mejor de mí en esa competencia”.

Orta, después de Tokio se ha convertido en un atleta respetado y admirado por su pueblo.

    “Lo asumo bastante bien, trato de no presionarme y no creerme superior a nadie. Esto me inspira a prepararme cada día más”.

Este luchador del estilo Greco trabaja para erradicar los errores que aún comete sobre el colchón. “Hay que seguir trabajando para mejorar cada día, debo seguir perfeccionando la defensa abajo y la táctica cuando esté en la lucha de pie”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *