Empresa Pecuaria El Tablón: UEB Producción de alimento animal donde la diversificación es constante

Más allá de las limitaciones presentes en la actualidad, los 94 trabajadores de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Producción de alimento animal, perteneciente a la Empresa Pecuaria El Tablón, de Cumanayagua, hacen de la diversificación de producciones su ruta de trabajo cotidiano.

Así nos lo hace saber José Luis Torres Ramos, su director. “Esta UEB se dedica esencialmente a la producción de alimento para el ganado vacuno; pero además alimentamos a ovino-caprinos, cunícolas, cerdos, entre otras especies.

“Disponemos de un módulo pecuario gigante dedicado a la producción de conejos y chivos, además de aves.  En el caso de esta última especie estamos en fase de habilitación de nuevas naves. Asimismo, poseemos naves para producir carneros; cochiqueras con cerdos y otras dos en proceso de habilitación para incrementar niveles productivos con reproductoras”.

Respecto a la producción de pienso, propiamente dicha, Torres Ramos, asegura que cuentan con una planta de pienso seco y otra de líquido, un horno de secado de huesos para producir harina, un plato de secado y un secadero artificial.

“El pienso que se produce se destina al alimento de los animales de toda la empresa y con los que cuenta la UEB.  La capacidad de producción es de 40 toneladas diarias en el pienso líquido y en el seco dicha capacidad está limitada por la materia prima (maíz, soya, premezcla); por lo que se produce en dependencia de lo que se pueda adquirir en las diferentes formas productivas para procesar”, precisa el directivo.

“Nos hemos visto limitados, este año, en las producciones de pienso líquido por falta de clientes ante la disminución de la producción de cerdos, fundamentalmente; el año pasado hicimos unas tres mil toneladas y hoy tenemos posibilidades de hacer un poco más, a partir de mejoras en la capacidad productiva, con la adquisición de nuevos equipos”.

No se detienen en la UEB Producción de alimento animal de la Empresa pecuaria El Tablón en el montañoso municipio de Cumanayagua; por eso ya proyectan el crecimiento de la masa ovino-caprina, a partir el incremento de reproductoras de la especie (estiman llegar a unas dos mil en 2023) y tienen la intensión es crecer más rápido en los cerdos.

“Dentro de la UEB tenemos áreas que la destinamos a la producción de materias primas, unas 205 hectáreas sembradas; excepto 13 que están en proceso de preparación para sembrar caña, una de las materias primas necesarias”, agrega José Luis Torres Ramos, director de la UEB quien junto a sus trabajadores apuestan por más y mejores resultados.

De ello está seguro, Juan Luis Gómez Gálvez, con poco más de nueve años de quehacer en la fábrica de pienso:” soy operario agroindustrial y hago funcionar el molino, además de encargarme de su mantenimiento. Inicio sobre las 7:30 am y termino cuando sea necesario; mientras haya algo que hacer aquí estoy”.

“Por lo general la norma mensual es de unas 365 toneladas y junto a otro compañero procuramos cumplirla, siempre que tenemos materias primas. Me siento bien en la fábrica (de pienso seco), el salario ronda los casi cuatro mil pesos mensuales y con mi aporte siempre pueden contar”, dice enfático y en sus palabras se sella el compromiso de continuar diversificando producciones en bien de la economía local y nacional.

Juan Luis Gómez Gálvez: “Con mi aporte siempre podrán contar”. /Foto: Tay Toscano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *