Tormenta de granizo en Barcelona provoca la muerte de una niña de 20 meses

Una inusual tormenta de quince minutos de granizo en La Bisbal d’Empordà y otros municipios de Girona ha dejado tras de sí un trágico balance, con una niña de 20 meses fallecida por un traumatismo, medio centenar de heridos y cuantiosos daños materiales en coches, edificios y mobiliario urbano.

La Bisbal de L’Empordà ha amanecido esta mañana con la noticia del fallecimiento de la bebé, que a última hora de la tarde de ayer recibió el impacto de una bola de hielo en la cabeza durante esta tormenta de granizo, que le causó un traumatismo del que no pudo recuperarse en el hospital Josep Trueta de Girona al que fue trasladada.

Además, la violenta tormenta de granizo ha dejado un balance de medio centenar de heridos de diversa consideración, en su gran mayoría leves, entre ellas una mujer que también tuvo que ser trasladada al hospital Josep Trueta y que ha recibido el alta esta misma madrugada.

En un primer balance, el total de personas que requirieron asistencia sanitaria por estas enormes bolas de hielo -de entre 10 y 11 centímetros- que les cayeron encima por sorpresa cuando se hallaban en la calle, las de mayores dimensiones desde 2002 en Cataluña, ha sido de 2 atendidos en el Trueta, 32 en el Centro de Atención Primaria (CAP) de la capital del Baix Empordà y 14 en el Hospital de Palamós (Girona).

Algunas de las personas heridas recibieron el impacto de las piedras de granizo en extremidades, que quedaron fracturadas, como el caso de un chico al que rompió la clavícula o el de una joven, con un dedo de la mano roto.

El inusual tamaño de la piedra caída ha causado asimismo cuantiosos daños materiales en cristales de coches, mobiliario urbano y en tejados y ventanas de algunos inmuebles.

‘Fue algo increíble’, es una de las frases que más se han repetido esta mañana entre los vecinos de La Bisbal d’Empordà, cuyo ayuntamiento se plantea pedir que sea declarada zona catastrófica, si bien el Govern prefiere antes hacer un primer balance pormenorizado.

En todo caso, la Generalitat abrirá una línea de ayudas de emergencias para los municipios afectados por la tormenta de granizo, tal y como ha avanzado desde La Bisbal la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, en una rueda de prensa junto al vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, y la alcaldesa accidental del municipio, Carme Vall.

Según ha indicado Vilagrà, estas ayudas irán orientadas a paliar los efectos del temporal en el espacio público, como podría ser en mobiliario urbano o iluminación, ya que la afectación ‘es muy grande’ y el Govern está acabando de evaluar el impacto de la tormenta.

Con anterioridad, la edil de Comunicación de La Bisbal, Xènia Sala, ha explicado que ‘prácticamente la totalidad de los coches que estaban estacionados en la calle han quedado gravemente dañados, las lunas traseras rotas y las delanteras abolladas, igual que la chapa de muchos vehículos’.

De hecho, esta madrugada el conductor de una de las grúas que retiraba vehículos de la calle contabilizaba que se habían llevado unos 80, pero que había muchos más.

Entre los vehículos dañados se encuentran nueve de los Mossos d’Esquadra de la comisaría de La Bisbal: cinco coches y cuatro motos.
También han quedado afectados edificios públicos, como el del propio ayuntamiento, donde se rompió por varios sitios la claraboya y una cristalera de colores quedó agujerada, el Museo de Cerámica -cerrado hasta nueva orden- o la oficina de Hacienda, el Centro de Atención Primaria (CAP) y dos colegios.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha trasladado este su pésame a los familiares de la niña de 20 meses fallecida: ‘Dolorosamente golpeado por esta tragedia, quiero hacer llegar mi sentido pésame a la familia. Un abrazo bien fuerte’, ha escrito en su cuenta de Twitter.

Para hoy, el Servei Meteorològic de Catalunya ha activado un aviso por tiempo violento, con la posibilidad de que se produzcan tormentas y granizadas con piedras de más de dos centímetros de diámetro e importantes rachas de viento e incluso pequeños tornados.

Ante esta situación, Protección Civil ha activado en fase de prealerta del plan Inuncat debido a las lluvias intensas que se esperan en las comarcas del Garraf, Alt Penedès, Baix Llobregat, Anoia, Vallès Occidental y Barcelonès

Por el momento, las mayores precipitaciones se han producido en Sant Pere de Ribes (Barcelona), donde se han recogido 30,9 litros en 30 minutos, y en Sant Martí Sarroca (Barcelona), con 22,5. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *