Teresa, un honor ser autoridad electoral

Próxima a los 82 años de edad, Teresa de Jesús Álvarez Borges, se mantiene muy activa. Atesora una trayectoria fructífera y cuenta en su haber con la condición de fundadora del Partido Comunista de Cuba y la Federación de Mujeres Cubanas; también es combatiente internacionalista, pero sobresale por su participación, desde los inicios mismos, en los procesos electorales del país.

Cuando nos aprestamos a realizar el referendo legislativo por el nuevo Código de las Familias, Teresa vuelve a sus funciones de autoridad electoral, desde la que vela porque todos los detalles estén a punto para tan trascendental momento y no olvida lo ya vivido.

“Desde que se fundó el Poder Popular estamos nosotros trabajando en todo lo que es el proceso de la puntualización de los registros de direcciones, las mesas electorales, buscar quienes pueden ejercer en las mesas; todo ese proceso lo hemos realizado desde que se inició.

“Para mí ha sido un honor tener participación en todo estos eventos que se han efectuado. Participamos también en el anterior referéndum (Constitución de la República de Cuba) y para mí es una satisfacción cumplir con la ley electoral y todas las leyes que se ponen en vigor en nuestro país”.

No desconoce Teresa la importancia del referendo que está por suceder. “Este es un momento muy importante; por primera vez un país pone en referendo popular una ley donde predomina el amor. Cómo no estar en este momento tan importante para la Patria, tan definitorio, cuando estamos por respaldar una normativa tan amplia e inclusiva. Para mí es una satisfacción y en cada momento y cada día le explicamos a las personas que tienen dudas, que se trata de que nadie quede sin una alternativa o una solución ante determinadas problemáticas”.

La vida de Teresa también está muy unida a la Federación de Mujeres Cubanas y de ello está muy orgullosa.

“Yo soy fundadora de la Federación y he venido trabajando desde la base hasta ser miembro del Comité Municipal y Provincial. Salimos a cumplir misiones y ahí también laboramos con las mujeres en la embajada de la República Popular de Mozambique. Aquí en Cuba trabajamos para los círculos infantiles, los hospitales y en muchísimas otras cuestiones más”.

Si le piden a Teresa continuar apoyando, lo mismo desde una mesa electoral o la Federación;  cómo mujer cubana ¿Qué diría?

“Siempre he estado. Cada vez que la Revolución ha tenido una necesidad de una tarea ahí estamos. No podemos decir que no;  si aquel se niega alguien tiene que asumir y yo, mientras tenga salud y pueda enfrentar la tarea,y que tenga mis cinco sentidos claros, continuaré trabajando.

“Tengo 81 años, próxima a los 82,  pero siempre lista para cumplir la orden que me que me sea asignada”.

Votantes de la isla se pronunciaron sobre la nueva Constitución de la República.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *