Cienfuegos, el Código de las Familias y la nueva senda por transitar

Y triunfó el amor. No esperábamos otra cosa del referendo legislativo protagonizado por los cienfuegueros el domingo 25; sin embargo, resultaba imprescindible  la respuesta popular y ésta no se hizo esperar.

Ha sido una muestra de civismo y de defensa de la familia desde el respeto y los afectos. En Cienfuegos, votaron 226 mil 157 electores y resultaron válidos 211 mil 819 votos, para el 93.66 %», explica Amada Zequeira Angarica, presidenta del Consejo Electoral Provincial.

«Por el Sí se emitieron 152 mil  833 boletas, para el 72.15 % de los votos válidos, mientras por el No se registraron 58 mil 986 ( 27.85 % de los votos válidos)».

Pero, ¿cuáles razones llevaron a los cienfuegueros a votar SÍ?

Sabino Fernández Gollenechea, 80 años: «La gente no valora que en todas las familias, sea del tipo que sea, hay alguien que necesita del Código; hay que tenerlo en cuenta para que la gente sepa que tiene derechos. Todos los seres humanos, una vez nacidos tienen derechos. Con este Código estamos completamente protegidos”.

Antonio Muñoz, el Gigante del Escambray: «por nosotros los seres humanos, que no debemos  ser discriminados en ningún momento. Por eso es que yo voté, por toda la familia cubana”.

Muy joven es Roberto Carlos Cuellar Suco, quien a sus 16 años, ejerció el derecho al voto por primera vez. «Todo ciudadano tiene derecho a formar una familia y ello queda bien expresado en la ley, la cual recoge, además, el matrimonio entre dos personas del mismo sexo. Igualmente refiere todo lo concerniente a nuestra responsabilidad como hijos con nuestros padres, abuelos u otros familiares adultos mayores o en situación de vulnerabilidad. Por ser inclusivo y reforzar el amor, di mi voto por el Sí».

Trabajos relacionados sobre el Código de las Familias

«El Código tiene muchas virtudes para los niños, los jóvenes, los ancianos y todas las personas. Lo veo muy bien. Voté por mi familia y principalmente por mi hijo», afirma Elena Córdova Martínez.

Desde el punto de vista jurídico, también el Código de las Familias marca pautas. Así lo considera el MSc. Ubelexis Rondón Cantero, presidente de la Unión de Juristas:

«Es la primera vez que se hace un referéndum en Cuba por una ley ordinaria y es de suma importancia.Creo que hemos hecho un acto de futuro sobre todas las cosas; más que un acto de presente es un acto de futuro por una Cuba más solidaria, más unida, más cooperadora; es el mejor legado para las actuales y futuras generaciones».

El amor ya es ley en Cuba. Desde Cienfuegos estuvo el respaldo popular. En lo adelante transitaremos la senda de la implementación con total responsabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *