“La Guajira” de Cienfuegos va por más

La minindustria La Guajira marca el derrotero en Cienfuegos de esta modalidad para la elaboración de alimentos asociados a los los proyectos de desarrollo local. Desde que el presidente de la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) 26 de Julio, Arturo Moreira Ramos, conoció de las potencialidades de tal iniciativa, se empeñó a fondo para “llevarse el gato al agua”, tal y como reza en el rico caudal del habla popular cubano.

Al cabo de casi un lustro, tanto el empredendor dirigente campesino como el consagrado colectivo —por cierto integrado mayoritariamente por mujeres—, coinciden en lo valedero de la empresa, y respaldan su entusiasmo con argumentos irrefutales, ya por constituir una importante fuente de alimentos para el pueblo, ya por los ingresos económicos que le reporta a la CPA, y no menos significativo, su impacto social, comoquiera que generó nuevos empleos para los pobladores de la comunidad rural.

La pequeña fábrica está dotada de un equipamiento tecnologógico que, además de garantizar inocuidad y calidad la elaboración de los de los diferentes productos agrícolas, según la estación del año, humaniza el trabajo.

La planta fue adquirida a través de la Plataforma Articulada de Desarrollo Integral Territorial (PADIT) y tiene capacidad para procesar diariamente una tonelada de dulces en almíbar, jugos, pastas y pulpas de vegetales y frutas; encurtidos, trozos de yuca en distintas variantes y tostones de plátano preelaborados, pedazos de frutabomba cruda… en fin, una amplia gama de surtidos que la inteligencia colectiva ha incorporado al quehacer diario, para disponer así deuna larga lista con destino a la comercialización en asentamientos del municipio de Abreus, donde está enclavada “La Guajira”, ferias agropecuarias de la capital provincial y venta en centros de trabajos, contratos mediante.

Aquí disponen de un reducido pero eficiente parque automor, compuesto por tres triciclos eléctricos y una camionteta con condiciones térmicas para el traslado de los productos elaborados hacia los destinos de ofertas. A propósito, estos medios de transporte forman parte de los beneficios por la donación del Programa de Nacionales Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Mas, si de generar ideas se trata, no hay quien le ponga freno a este colectivo. Por lo pronto ya están inmersos en un nuevo proyecto vinculado a la Agencia Francesa para el Desarrollo. “Se trata de la introducción de una nueva línea de producción de mantequilla de maní, e incluye equipos para el pelado y tostados del grano”, precisa Luis Emilio Mederos Montero, tecnólogo de la minindustria.

Agrega el especialista queel alcance del propósito comprende también el equipamiento mecanizado para el cultivo, laboreo y cosecha de la leguminosa, mundialmente conocida por cacahuete. “Eso sí, aclara, en los campos de la  propia CPA asumiríamos el componente agrícola de la materia prima a utilizar en el proceso industrial, además de nuestro principal cultivo, la caña”.

Adelantó Mederos Monteros que van muy adelantados los trámites legales y contractuales con los auspiciadores del protecto, de modo que podría ejecutarse el montaje el próximo año. Visto con luz larga, al decir del tecnólogo, la mantequilla de maní, por su demanda en el mercado internacional, está llamada a convertirse en un rubro exportable para airear la salud financiera de la “mini” y por tanto de la cooperativa con ingresos en Moneda Libremente Convertible (MLC), de manera de poder seguir apostando al futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *