Ian se debilita a tormenta tropical, pero aún se esperan fuertes marejadas ciclónicas en Florida

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó este jueves 29 de septiembre que Ian se debilitó hasta convertirse en tormenta tropical. Sin embargo, los expertos todavía prevén fuertes vientos, lluvias y marejadas ciclónicas en partes de Florida. Más de dos millones de personas quedaron sin servicio de energía eléctrica.
Anuncios

Degradado a tormenta tropical este jueves 29 de septiembre, Ian sigue su trayectoria en Florida.

En su más reciente actualización el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) señaló que aún se espera que el fenómeno climático produzca fuertes vientos, lluvias y marejadas ciclónicas en partes de Florida, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur.

En las últimas horas, Ian fue ubicado a unos 56 kilómetros al suroeste de Cabo Cañaveral, con vientos máximos sostenidos de 104 km/h.

Las alertas de huracán se han cambiado a advertencias de tormenta tropical a lo largo de las costas este y oeste de la península de Florida.

No obstante, el CNH advirtió que Ian podría volver a estar cerca a la fuerza de un huracán cuando se acerque a la costa de Carolina del Sur, previsiblemente el viernes 30 de septiembre.

El primer impacto en Estados Unidos fue cerca de Cayo Costa, al oeste del estado de Florida. Allí, Ian tocó tierra el miércoles 28 de septiembre, como huracán de categoría 4, la segunda más alta en la escala Saffir-Simpson. Registró vientos de cerca de 240 km/h.

Pocas horas después de su entrada en tierra, Ian se debilitó a categoría 2. Sin embargo, esto no impidió que provocara efectos devastadores. Lluvias torrenciales y marejadas de hasta más de dos metros de altura caracterizan el panorama de la costa oeste de Florida. Los meteorólogos y las autoridades ya prevén que será una de las tormentas más poderosas que ha pasado por Estados Unidos en su historia.

Antes del primer impacto, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos había alertado que «las condiciones se deteriorarán rápidamente» y que «se esperan daños catastróficos por el viento».

Por su parte, el gobernador de la Florida, Ron de Santis, aseguró que el estado vivirá días “desagradables” y también reiteró que “se pondrá peor muy rápidamente”. Al mismo tiempo, pidió a la ciudadanía resguardarse y seguir atentos a las recomendaciones de las autoridades. Además aseguró en su cuenta de Twitter que “Florida está lista para responder”.

Las autoridades estadounidenses habían pedido a cerca de 2,5 millones de personas de evacuar. Sin embargo, muchos decidieron quedarse en sus hogares y muchos usuarios han mostrado imágenes de la ferocidad del agua que está arrastrando el huracán en varios puntos de Florida.

Pine Island experimentó la pared del ojo del huracán Ian

Justo atrás de Cayo Costa, donde el huracán tocó tierra, se encuentra Pine Island. La isla más grande de la costa del golfo de Florida sintió los efectos del ojo del huracán. Este, según muestra CNN, se trata de un anillo de tormentas altas que producen fuertes lluvias y normalmente los vientos más fuertes.

Los videos de Reed Timmer, un meteorólogo y cazador de tormentas, dan cuenta del enorme oleaje y la lluvia que azota la isla.

Fort Myers, una de las primeras ciudades más pobladas, afectada

Sumergida por las inundaciones, la ciudad de más de 60.000 habitantes, Fort Myers, siente con fuerza los efectos de Ian. Carros flotando y casas totalmente tapadas por el agua se podían ver en múltiples videos publicados en redes sociales.

El meteorólogo Mike Bettes publicó en su cuenta de Twitter la situación de una de las avenidas de la ciudad. «Esta cámara está a 6 pies del suelo en Estero Blvd en Fort Myers Beach, FL», aseguró.

La situación llevó a muchos a abandonar el lugar antes de la llegada de Ian. Así lo hizo Tom Hawver, que había planeado quedarse en casa por el huracán pero finalmente decidió irse a Fort Lauderdale.

“Simplemente no veo la ventaja de sentarme allí en la oscuridad, en una casa caliente, viendo cómo entra agua en tu casa”, aseguró

Naples decreta toque de queda ante la llegada del huracán

Más al sur de Fort Myers, la ciudad de Naples emitió el toque de queda este miércoles. Allí las autoridades demandaron a la población quedarse en un lugar seguro y pidieron que no intentaran conducir.

“La ciudad de Naples emitió un toque de queda de emergencia en toda la ciudad para proteger y salvaguardar la salud, la seguridad y el bienestar de los residentes de la ciudad de Naples, los visitantes y el personal de primera respuesta», indicaba un comunicado a la ciudad.

En redes sociales varios videos muestran la estación de bomberos sumergida bajo el agua.

Igualmente, se pueden ver las grandes avenidas de la ciudad inundadas.

Tampa, la ciudad en la que el mar “desapareció”

Ante la llegada de Ian a Florida, los fuertes vientos estaban alejando el mar de la costa. Un fenómeno que dejó múltiples imágenes de las playas desérticas.

A pesar de esto, la alcaldesa de la ciudad, Jane Castor, publicó en su cuenta de Twitter una advertencia: “Por favor, por favor, tenga en cuenta que aún no estamos fuera de peligro”.

Además, la alcaldesa aseguró que la trayectoria de Ian ya no pasará directamente por Tampa pero pidió no bajar la guardia y reiteró que podría seguir causando inundaciones y cortes de energía.

Apagones y cancelaciones de vuelos

Otro de los efectos que está teniendo Ian en el estado son los cortes de electricidad. Según PowerOutage.us, más de un millón de personas ya se han visto afectadas.

Al mismo tiempo, las condiciones meteorológicas han generado la cancelación de múltiples vuelos. El sitio FlightAware muestra que más de 2.000 vuelos en EE. UU. se han cancelado este miércoles.

Los aeropuertos de Tampa y Fort Myers permanecen cerrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *