Escándalo en Los Ángeles muestra del racismo persistente en EEUU

Nury Martinez, que dejó el cargo de presidenta del Concejo Municipal de Los Ángeles, hizo los comentarios el año pasado. Foto: Getty Images

El escándalo que involucra a miembros del Concejo Municipal de Los Ángeles resulta hoy una evidencia más del racismo que corroe todas las esferas de la sociedad estadounidense.

En una grabación, que originalmente se filtró en la plataforma de redes sociales Reddit, la ahora expresidenta del Concejo, Nury Martínez, y otros funcionarios hicieron comentarios racistas sobre uno de sus miembros, su hijo, e inmigrantes mexicanos que viven en el barrio de Koreatown, de acuerdo con The Hill.

La grabación que viralizó Los Angeles Times y causó el rechazo de los ciudadanos, hasta el momento, le costó el cargo a Martínez, pero no su puesto como una de las concejalas de Los Ángeles.

También renunció el presidente de la Federación Laboral del Condado, Ron Herrera, quien es uno de los que aparece en la filmación con referencias inapropiadas sobre la comunidad latina.

En voz de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, consideró que deberían renunciar todos los miembros del Concejo Municipal de Los Ángeles captados en el video .

Según Jean-Pierre, el mandatario calificó el hecho de inaceptable y espantoso.

Biden viajará a la urbe a finales de esta semana para asistir a una recaudación de fondos entre otras actividades para calmar los ánimos, pues los residentes pidieron la renuncia de otros miembros del consejo que respondieron con risas a los insultos racistas.

La grabación provocó indignación en Los Ángeles, una de las ciudades más diversas de un país con profundas divisiones sociales por el racismo estructural que existe ahí.

Recientemente, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de las Naciones Unidas recomendó al gobierno estadounidense adoptar medidas inmediatas y tangibles para eliminar ese mal en la Unión, donde las principales víctimas de ese flagelo son los afroestadounidenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *