Las olas de calor podrían matar a 90.000 europeos al año para 2100

Si no se toman medidas urgentes, para el año 2100 podrían morir 90.000 europeos por año debido a las olas de calor provocadas por el calentamiento global, alertó la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) este miércoles.

«Sin medidas de adaptación y bajo un escenario de calentamiento global de 3 °C para el 2100, 90.000 europeos podrían morir por olas de calor cada año», advirtió en su informe la AEMA.

Según el documento, en los próximos años se incrementará el número de personas expuestas al calor extremo. Las altas temperaturas pueden causar estrés, afectar los sistemas cardiovascular y respiratorio, así como también agravar otras enfermedades preexistentes. Además, las olas de calor perjudican la salud mental e incrementan el riesgo de muerte en personas que padecen trastornos mentales.

Por esta razón, en las próximas décadas la aceleración del cambio climático podría conducir a un fuerte aumento de la morbilidad y mortalidad en la población europea si no se realizan acciones inmediatas para mitigar el calentamiento global.

 «Las olas de calor son una de las principales causas de muerte relacionadas con el clima en Europa», asevera la AEMA.

Para hacer frente al cambio climático, es necesario limitar el aumento de la temperatura mundial en 1,5 °C. Así, podrían reducirse a 30.000 los fallecimientos anuales por esta razón en Europa. «Si el nivel de calentamiento global es de 3 °C, el número de muertes se podría duplicar o triplicar a finales del siglo, comparando con una temperatura de 1,5 °C», señaló la agencia.

Sin embargo, esto no descarta que más de 100 millones de europeos estén expuestos a olas de calor que afecten su salud y productividad laboral, si la temperatura mundial sube 1,5 °C y se mantiene en ese nivel.

La agencia asegura que se debe implementar una amplia gama de soluciones, incluyendo planes efectivos de acción contra el calor, creación de áreas verdes, diseño y construcción de edificios apropiados y adaptación de las horas y condiciones laborales para reducir los impactos en la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *