Cientos de miles se manifiestan en Madrid por la Sanidad pública de la región

Cientos de miles de personas se manifestaron el domingo en Madrid en defensa de una sanidad pública «de calidad» y contra los recortes que sufre en esta rica región del centro de España, en una de las movilizaciones más masivas de los últimos años en la capital española.

Bajo el eslogan «Madrid se manifiesta en apoyo de una sanidad pública y contra los planes de destruir los servicios de atención primaria», los manifestantes convergieron desde cuatro puntos distintos de la ciudad para dirigirse hacia el ayuntamiento, en la emblemática plaza Cibeles.

Un portavoz del gobierno regional conservador cifró en «200.000» los manifestantes, pero los organizadores de la movilización multiplicaron por más de tres esa cifra, elevándola a 650.000 manifestantes.

La marcha, en defensa de «una sanidad 100% pública, universal y de calidad», fue convocada por sindicatos y diferentes colectivos sociales, contra la política sanitaria del gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso, del Partido Popular (PP, derecha).

El manifiesto de la protesta, una de las más multitudinarias en Madrid de los últimos años, alega que «no solo estamos defendiendo el derecho a la Sanidad pública sino también el derecho a una sociedad más justa y democrática».

«Sanidad para todos, tu salud no debe depender de tu billetera» se podía leer en una de las banderolas de los manifestantes. «La sanidad no se vende, se defiende» se leía en otros de los carteles de la movilización.

Díaz Ayuso, una de las figuras emergentes del PP que obtuvo mayoría absoluta en las elecciones regionales de Madrid en mayo de 2021, anunció que desea impulsar las videoconsultas y la telemedicina, además de potenciar el rol de las enfermeras para resolver los problemas de la Sanidad en la región de Madrid, la más rica de España.

Según los sindicatos, la atención primaria en la región de Madrid está sometida a gran presión desde hace años, debido a la falta de recursos y a una deficiente gestión.

Apoyo del gobierno central

La manifestación se produce antes de una huelga anunciada para el 21 de noviembre, de 5.000 médicos, especialmente pediatras, que protestan contra la «sobrecarga de trabajo», la interminable lista de visitas médicas, y el «insuficiente tiempo pasado con sus pacientes».

El gobierno central español, dirigido por el socialista Pedro Sánchez –que la presidenta de Madrid, Díaz Ayuso, siempre critica duramente– expresó su apoyo a los manifestantes y a su causa.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños aseguró que “el Gobierno (central) está al lado de los sanitarios y con los manifestantes que piden tener una sanidad pública de calidad, prestigio y que garantice el derecho a la salud de todos, tengan la renta que tengan»

«Que nos va la vida en ello», agregó.

Bolaños criticó que la región de «Madrid es la que menos invierte en sanidad por habitante. La media nacional son 1.700€ por habitante, y en Madrid son 1.300€ y es la comunidad autónoma con menos médicos y enfermeras por habitante”.

También Mónica denunció la «gestión nefasta» de la sanidad del Partido Popular de Madrid.

Por su lado Monica García, del partido de izquierda Mas Madrid, aseguró que lo que «están haciendo es un desastre sin precedentes», refiriéndose a la política sanitaria del gobierno regional de Díaz Ayuso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *