¿Podrá África dar la sorpresa en Qatar?

Ghana, Senegal, Túnez, Marruecos y Camerún serán las cinco naciones que representarán a África en la Copa Mundial de fútbol de Qatar 2022, luego de un arduo proceso de clasificación que involucró a los 53 países de la región, iniciado en fecha tan lejana como septiembre de 2019.

Los grandes ausentes son el Egipto de Mohamed Salah, que sucumbió ante los embates de su excompatriota en el Liverpool Sadio Mané en la eliminatoria final contra Senegal, y la Argelia de Riyad Marez, eliminada en esa misma instancia por Camerún. De los clasificados, son precisamente senegaleses y cameruneses, conjuntamente con los ghaneses, los que tienen la más rica historia.

Camerún fue la primera gran sorpresa africana en la historia de los Mundiales, con aquella selección que deslumbró al planeta fútbol en las ediciones de 1990 y 1994, luego Senegal brilló en la justa de 2002, y en la organizada en 2010, precisamente en el Continente Negro, fue Ghana la que llegó hasta cuartos de finales.

Los tres planteles lucen como amenazas para sus respectivos rivales, al igual que Marruecos, pero son los senegaleses los que se encuentran en el grupo más accesible, al compartir la llave con Qatar y Ecuador, con los cuales debe luchar el segundo puesto detrás de Países Bajos, en el papel el mejor conjunto de ese cuarteto.

El arquero Edouard Mendy (Chelsea), el central Kalidou Koulibaly (Chelsea), los centrocampistas Pape Sarr (Tottenham) e Idrissa Gana Gueye (Everton) y el delantero Sadio Mané (Bayern Munich), este último en peligro por una lesión sufrida recientemente, son las principales caras de Senegal, que intenta repetir aquella proeza de Japón-Surcorea 2002, cuando iniciaron batiendo al vigente campeón Francia y llegaron a cuartos de final.

Dirigidos por Aliou Cissé, los Leones de la Teranga son los actuales campeones de la Copa Africana de Naciones, tras vencer también a Egipto en la tanda de penales, así que saben jugar partidos de tensión. Sin embargo, si en definitiva Mané no está bien físicamente todo puede quedar en humo.

Marruecos también presenta figuras destacadas como el arquero Yacine Bono (Sevilla), el lateral Achraf Hakimi (PSG), el defensa Noussair Mazraoui (Bayern Munich) y los atacantes Munir El Haddadi (Getafe) y Hakim Ziyech (Chelsea), aunque se encuentran en un grupo complicado junto a Bélgica, Canadá y Croacia.

Con menos caché en sus nóminas, Ghana y Camerún serán rivales complicados para todos, y con menos opciones de dar la clarinada aparece Túnez, aunque este Mundial fuera de fecha y con altas temperaturas pudiera ser imprevisible.

No obstante, el juego alegre y displicente de los seleccionados africanos es capaz de lo mejor y de lo peor, y sobre suelo catarí se verá realmente si algún once del Continente Negro puede sobrevivir a la fase de grupos, y quién sabe si un poco más allá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *