«Los militares chinos no se quedarán de brazos cruzados» si Nancy Pelosi visita Taiwán

El Ministerio de Defensa del país asiático exigió a Washington que «tome medidas prácticas para cumplir su compromiso de no apoyar la ‘independencia de Taiwán'», y que no organice el viaje de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU.

Los militares chinos «no se quedarán de brazos cruzados» si la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, visita Taiwán, según advirtió este martes el Ministerio de Defensa del gigante asiático.

Pekín «ha manifestado repetidamente su firme oposición» a la visita a la isla de la «‘número tres’ del Gobierno estadounidense», afirmó durante una conferencia de prensa el portavoz ministerial, Tan Kefei. Además, señaló que el viaje violará el principio de una sola China, «poniendo en grave peligro la soberanía y la integridad territorial» del país, así como «causará inevitablemente un daño muy grave a las relaciones entre ambos países, y conducirá a una mayor escalada de tensión en el estrecho de Taiwán».

Asimismo, el vocero indicó que Pekín exige a Washington que «tome medidas prácticas para cumplir su compromiso de no apoyar la ‘independencia de Taiwán’, y que no organice la visita de Pelosi» a la isla.

«Si la parte estadounidense se empeña en salirse con la suya, los militares chinos no se quedarán de brazos cruzados, y tomarán medidas contundentes para frustrar cualquier injerencia de fuerzas externas o intentos secesionistas de ‘independencia de Taiwán’, y defenderán con decisión la soberanía nacional y la integridad territorial», concluyó.

El pasado sábado, The Financial Times reportó que la hipotética visita de la legisladora a Taiwán podría tener lugar en agosto, tras haber cancelado en abril una primera fecha de viaje por haberse contagiado de coronavirus. 
Reportes de prensa sostienen que EE.UU. teme que China imponga una zona de exclusión aérea sobre Taiwán en caso de que el viaje se lleve a cabo.

Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, subrayó este lunes que Pekín ha dejado en claro reiteradamente su firme oposición a esa visita. «Estamos totalmente preparados para cualquier eventualidad», declaró el diplomático chino. E insistió en que, si se mantienen los planes de la visita, «la parte china tomará medidas firmes y enérgicas» para defender su soberanía y la integridad territorial del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *