Adultos mayores en Cienfuegos: todo el amor

Desde hace tres años, la vida de Clara Enma Ruiz Domínguez transcurre en el Hogar de Ancianos Rita Suárez del Villar, ubicado en la localidad cienfueguera de Lajitas. Allí, junto a otros abuelos, desarrolla una dinámica diaria que le reporta bienestar.

“Me siento muy bien. Aquí realizamos las actividades normales de un hogar: nos alimentamos, hacemos ejercicios, el médico nos ve casi todos los días, la enfermera, la fisiatra, tenemos juegos de mesa; casi todas las casas tienen televisor y refrigerador. Muchos abuelitos hacen labor terapia, guataquean, siembran y de eso se abastece también el comedor”.

Y es que Cienfuegos no escapa al comportamiento demográfico del país.  Su población se caracteriza por “el elevado proceso de envejecimiento demográfico, disminución de los nacimientos y el aumento de las personas con 60 años y más”, según refiere Immer Ramos Reyes, jefe de departamento de Demografía y Censo de la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI).

Con todo el amor

“Cienfuegos cuenta con una red de instituciones para la atención a los adultos mayores; entre ellas cinco hogares de ancianos, con una capacidad de 385 residentes, 32 casas de abuelos con más de 800 capacidades y hacemos un tremendo esfuerzo para lograr altos niveles de ocupación (actualmente a más de un 80 % de cobertura)”, explica la Dra. Yagen María Pomares Pérez, directora provincial de Salud.

“Hemos puesto a disposición de las casas de abuelos nuevos televisores, ventiladores y se logró la reparación de esas instituciones. Existe una atención diferenciada para garantizar la alimentación en esos lugares, y estamos en función de darle a este grupo etáreo nuestra mayor atención.

“De igual modo se brinda atención para mejorar las ayudas técnicas a quienes las requieren, sobre todo en los barrios en condiciones de vulnerabilidad. En esos sitios se han hecho levantamientos para determinar cuántos adultos mayores necesitan espejuelos, muletas u otros aditamentos”, precisa la joven directiva.

En su más reciente visita el Dr. Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización del Comité Central, departió con abuelos y trabajadores del Hogar de Ancianos y autoridades de la provincia. Foto: Juan Carlos Dorado
Hogar Rita Suárez Del Villar: una institución diferente

Así lo reconoce la directora provincial de Salud, toda vez que “casi todos los abuelos que están en el hogar tienen validismo. Por las características de la institución, las residencias son prácticamente casas”.

Para la licenciada Yanetsi García Meliá, directora del hogar de  ancianos, ha sido muy importante el proceso de remodelación al cual ha sido sometido. “Se han incluido diferentes áreas, entre ellas el comedor y el módulo 2 de la residencia, con un monto de medio millón de pesos”.

Diseñado para 60 abuelos, al momento de nuestra visita unos 40 ocupaban el lugar; sin embargo, “ya se trabaja con los nuevos ingresos para completar la capacidad”.

Ratifica Clara Enma: “nos sentimos felices en nuestra casa. Agradecemos a todos por las acciones para recuperar el hogar. Tenemos todas las condiciones necesarias para poder vivir, desde los medicamentos hasta la alimentación. Aquí todos los trabajadores nos dan mucho amor y mucho cariño. Damos las gracias por tan bella labor”.

En su más reciente visita a la provincia, el Dr. Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización del Comité Central, insistió en lo imprescindible de continuar avanzando en el mejoramiento del confort de la instalación de salud y perfeccionar la atención que se brinda a los abuelos que allí radican, pues es un programa requerido de mucha sensibilidad y amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *