Ansu Fati sopla las velas en el cumpleaños de Lewandowski

A Xavi le han puesto en su vestuario un auténtico equipazo. Le han traído lo que ha pedido, y más. En ataque tiene un ‘overbooking’ de jugadores de inmenso talento que le va a costar hacer el equipo titular cada fin de semana.

Lo sufrió la Real en el Reale Arena, que aguantó jugando muy bien al fútbol casi una hora pero que en la recta final se arrodilló ante un Barça superior. La conexión Ansu-Dembélé-Lewandowski ya carbura.

El polaco empieza a demostrar en LaLiga lo que lleva infinidad de años demostrando en la Bundesliga y con su selección. Cumple hoy 34 años y se llevó de regalo la victoria y dos goles.

El delantero dio un auténtico máster de cómo debe jugar un delantero centro y se ‘pegó’ hasta lo indescriptible con los centrales de la Real. El Barça tiene un filón con el 9 a la espalda. Y además, ya da hasta asistencias.

Ansu Fati sacó la chistera

Empezó en el banquillo, pero Xavi le miró buscando soluciones… y las encontró. Vaya que sí. Con 1-1 en el marcador le dio un taconazo a Dembélé para el 2-1 y una gran asistencia a Lewandowski para sentenciar el duelo. Su impacto en el Barcelona fue brutal. Decisivo.

Redondeó su noche con un gol para dejar claro que su mejor nivel ha vuelto. Y mete en un bendito lío a Xavi, que va a tener que guardar un puesto en el once titular al internacional español.

Balde tardó 30 segundos en darle la razón a Xavi

Sentar a Jordi Alba son palabras mayores. Lo ha ganado todo, es amigo de Xavi y es uno de los pesos pesados del vestuario. Y lo ha sentado un canterano llamado Balde que tardó 30 segundos en demostrar que va hacia arriba como un tiro.

Demostró potencia en el 0-1 del Barça, pero también saber estar y calma para dar ese último pase que significo el tempranero tanto de Lewandowski. Xavi quiere fichar a otro lateral zurdo pero… ¿y si la solución está en casa?

¡Qué maravilla es ver a David Silva jugar al fútbol!

El canario tiene 36 años y cuando llegó del City a la Real muchos pensaron que venía a LaLiga a dejarse ir y a terminar su carrera. Pues nada de eso. Sigue siendo un lujo verle jugar. Ve el fútbol como no lo ve casi nadie y su equipo es mucho mejor gracias a él. Sin darse importancia, es de lo mejorcito sobre el césped en esta Liga.

Error grosero de Frenkie de Jong

Debe ser complicado ser Frenkie de Jong en este Barça. No quiere irse y quieren que se vaya. Y claro, la cabeza tiene que ser una locura. Y da la sensación de que le puede estar pesando al centrocampista neerlandés. En el 1-1 comete un error grosero para un futbolista de su nivel y pierde una pelota de juvenil que inició la contra del tanto de Isak.

Si ya tiene que ser difícil mantener la cabeza en calma con la presión de un estadio lleno, si encima en tu propio club te ponen en la diana como la solución a sus problemas, la cosa tiene que ser para llorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *