Contribuye Jardín Botánico de Cienfuegos a diversificar producciones alimentarias

La diversificación de producciones alimentarias es un programa estratégico del país y el Jardín Botánico de Cienfuegos (JBC) incorpora esa táctica a su arsenal de objetivos científicos, además de la conservación de la biodiversidad y flora amenazada, así como también la restauración ecológica.

Esta vez un Proyecto de Desarrollo Local busca aprovechar las 200 especies de frutales y plantas aromáticas existentes. Entre las últimas sobresale la canela, cuya importación asciende a 20 mil dólares la tonelada y aquí la propagan e insertan al medio natural.

Desde hace tres años, especialistas del JBC culminaron el programa de manejo de especies para la entidad e hicieron un software con todas las plantas vivas y de referencia, que se extenderá a todo el país. Vale destacar que fue posible la automatización de datos conservados desde 1901, durante la fundación del Jardín.

Evaluar las especies endémicas amenazadas, la conformación de los mapas de paisaje, vegetación y suelos en las áreas protegidas: Pico San Juan, Topes de Collantes y Hanabanilla, forman parte de los proyectos del Jardín Botánico de Cienfuegos.

Estos tienen alcance internacional junto al monitoreo de la calidad del agua, el inventario de la fauna dulce-acuícola en el río Cabagán y el estudio de la biodiversidad en la finca Las Margaritas.

Ahora, con la diversificación de producciones alimentarias, el más antiguo Jardín Botánico de Cuba se suma a un importante Proyecto de Desarrollo Local de Cienfuegos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *