Crece probabilidad de apagones en California por calor

La posibilidad de que se produzcan cortes de electricidad en California aumentará en los próximos días, ya que el estado entrará esta semana en el tramo más brutal de la actual ola de calor, dijeron funcionarios el domingo.

Se prevé que la demanda de energía supere a la oferta a partir del lunes por la noche, y las predicciones para el martes muestran que la demanda de electricidad rivalizará con su máximo histórico, dijo Elliot Mainzer, presidente y director general del Operador del Sistema Independiente de California.

“Esto está a punto de volverse significativamente más intenso”, dijo Mainzer a los periodistas.

El operador del sistema se encarga de gestionar y mantener la fiabilidad de la red eléctrica, un trabajo difícil durante la temporada de calor, cuando la demanda de energía se dispara debido al uso de aire acondicionado en los hogares.

Los gestores de la red tienen varias opciones antes de que se produzcan los cortes, como recurrir a generadores de reserva, comprar más energía a otros estados y utilizar los llamados programas de respuesta a la demanda, en los que se paga a la gente para que consuma menos energía. Pero para mantener las luces encendidas será necesario que los californianos sigan conservando la energía como hasta ahora, aunque las temperaturas suban.

La mayoría de los 39 millones de californianos experimentarán un clima extremadamente cálido. Se pronostica que las temperaturas en Central Valley alcancen los 46 grados Celsius (115 grados Fahrenheit) durante varios días. En Los Ángeles, mientras tanto, las temperaturas superaron los 38 °C (100 °F), lo que es inusualmente cálido para septiembre.

Desde el miércoles, las autoridades y las compañías eléctricas han instado a los ciudadanos a consumir menos energía entre las 16:00 y las 21:00 horas manteniendo los aparatos de aire acondicionado a 25,5 °C o más, y evitando el uso de electrodomésticos como hornos y lavavajillas. Estas alertas flexibles han permitido al operador de la red evitar apagones hasta ahora.

El sábado por la noche, el estado utilizó unos 44.000 megawatts de electricidad, dijo Mainzer. Para el martes, se presume que esa cifra aumentará a más de 50.000 megawatts, acercándose a los niveles récord de uso de energía establecidos en 2006. Pero el estado prefiere frenar la demanda para evitar esa cifra que poner a prueba la capacidad de la red eléctrica.

“Nuestro objetivo es asegurarnos de no alcanzar esa cifra”, dijo Mainzer.

Durante el día, la red energética de California funciona con una mezcla de energía solar y gas natural, así como con algunas importaciones de energía de otros estados. Pero la energía solar empieza a decaer a última hora de la tarde y por la noche, que es el momento más caluroso del día en algunas partes del estado.

Varios cientos de miles de californianos se quedaron sin electricidad en agosto de 2020 en medio de un clima caluroso. El estado evitó un escenario similar el verano pasado. El viernes, Newsom firmó una ley que podría permitir que la última planta nucleoeléctrica del estado siga abierta después de su cierre previsto para 2025, con el fin de garantizar más energía para la red eléctrica.

El domingo por la noche, la energía nuclear representaba alrededor del 5% del suministro energético de California.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *