Google pierde apelación contra multa récord impuesta por la Unión Europea

El gigante estadounidense Google fracasó este miércoles en su intento de anular una multa récord de 4.300 millones de euros impuesta en 2018 por la Unión Europea (UE), por abuso de posición dominante de su sistema operativo Android para teléfonos móviles.

‘Se desestima esencialmente la acción interpuesta por Google’, falló el Tribunal General de la UE.

La corte consideró sin embargo ‘adecuado’ reducir el importe de la multa a 4.125 millones de euros.

La multa sigue siendo la mayor de la historia de la UE, pese a los argumentos de Google de que el caso de la Comisión no tenía fundamento y se basó falsamente en acusaciones de que impuso su motor de búsqueda y navegador Chrome en teléfonos Android.

En su recurso, la empresa también insistió en que la UE seguía ciega ante el caso de Apple, que impone o brinda clara preferencia a sus propios servicios, como el navegador Safari en los iPhones.

Google argumentó que la descarga de aplicaciones rivales estaba a sólo un clic de distancia y que los clientes no estaban vinculados de ninguna manera a los productos de Google en Android.

La UE y los denunciantes respondieron que Google usó contratos con fabricantes de teléfonos en los primeros días de Android para aplastar a sus rivales.

La decisión del Tribunal General no es necesariamente el final de la historia. Ambas partes pueden acudir al tribunal supremo de la UE, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, para tener la última palabra sobre la multa.

El de Android fue el tercero de tres casos importantes presentados contra Google por el equipo de la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *