Biden: «La democracia está bajo amenaza»

Ante el Comité Nacional Demócrata en Washington, D. C., el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló sobre las elecciones legislativas de medio término que se celebrarán el 8 de noviembre y donde los estadounidenses decidirán quiénes ocupan la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes y los 35 escaños -un tercio- del Senado (así como gobernadores estatales y otros representantes locales). 

Tras semanas de discursos tranquilizadores sobre la economía, Biden dijo que la democracia está «bajo amenaza» debido a las mentiras inspiradas por el expresidente Donald Trump, quien niega las elecciones de presidenciales de 2020 y que provocan, según el presidente, violencia política. Para Biden, el expresidente «se niega a aceptar la voluntad del pueblo, se niega a aceptar que perdió». 

Para ilustrar el tenso momento que vive la nación norteamericana al respecto de la amenaza de violencia política se refirió al ataque del esposo de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ya que según él fue debido a las afirmaciones de Trump, que ha «alimentado el peligroso aumento» de esta lacra «y la intimidación de los votantes en los últimos dos años».

Además, agregó: «El asaltante entró en la casa preguntando: ‘¿Dónde está Nancy? ¿Dónde está Nancy? Esas fueron las mismas palabras que utilizó la turba cuando asaltó el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero», exhortó Biden.

A seis días de estas decisivas elecciones que ponen en la baraja si los demócratas conservarán sus mayorías en el Legislativo o si los republicanos se las arrebatarán,  el mandatario afirmó que en la actualidad “hay candidatos que se presentan a todos los niveles de la oficina en Estados Unidos, para gobernador, para el Congreso, para el fiscal general, para el secretario de Estado, que no se comprometen a aceptar los resultados de las elecciones en las que están.» 

Según Biden este “es el camino hacia el caos en Estados Unidos. No tiene precedentes. Es ilegal. Y, es antiestadounidense». 

Biden puso en la mira a los republicanos “ultra MAGA”, abreviatura de “Make America Great Again” (Haz Estados Unidos Grande de Nuevo), el lema que impulsó Trump durante su campaña y que tiene fuerza en algunos reductos minoritarios del Partido Republicano. 

Además, dijo estar preocupado por la violencia política y por las amenazas en el contexto electoral. Mencionó que los republicanos intentan «tener éxito donde fracasaron en 2020 para suprimir los derechos de los votantes y subvertir el propio sistema electoral». 

Se refirió al «aumento alarmante en el número de personas en este país que condonan la violencia política o simplemente permanecen en silencio» y, recalcó, que «el silencio es complicidad». 

El control del Congreso, en vilo para los demócratas

Acerca del ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021, Joe Biden pidió a los votantes que rechacen a aquellos candidatos que han negado los resultados de la elección de 2020, y los instó a que «piensen largo y tendido sobre el momento» en que está el país. Para él, «en un año normal, no solemos enfrentarnos a la cuestión de si el voto que emitimos preservará la democracia o la pondrá en riesgo», dijo. «Pero este año sí lo estamos». 

El mandatario está en una campaña contrarreloj a favor de los demócratas antes de las elecciones, ya que si los republicanos se hacen con el control de ambas cámaras se vería frenado su programa de gobierno. Según los sondeos preelectorales, es posible que los demócratas pierdan el control de la Cámara de Representantes, mientras que para el Senado es díficil establecer quién ganará la carrera. 

Tras 20 minutos de discurso, Biden envió un mensaje alentador de unión y dijo: «Mis compatriotas, superaremos este momento. Sólo tenemos que recordar quiénes somos. Somos los Estados Unidos de América. No hay nada que supere nuestra capacidad si lo hacemos juntos». 

Encuestas ponen en tela de juicio el proceso electoral

En una encuesta de Reuters/Ipsos, los estadounidenses se mostraron preocupados por el fraude electoral, a pesar de que en este país es extremadamente raro. El 49% dijo que es un problema generalizado, siendo los que sostienen esta opinión el 34% demócratas y el 69& republicanos. 

Un 44% de los encuestados dijeron que le preocupan que las elecciones en Estados Unidos estén amañadas, entre ellos el 28% de los demócratas y el 62% de los republicanos. 

Independientemente de estas percepciones, el 67 % de los encuestados, tanto demócratas como republicanos, dijo confiar en que sus votos serán contados. 

Otra encuesta realizada por The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research reveló que el 9% de los adultos piensa que la democracia funciona «extremadamente bien» o «muy bien», mientras el 52% dice que no funciona bien. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *