Complot separatista en Bolivia

Un incendio arrasó con las oficinas de la Federación de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz. Manifestantes exigieron un censo para 2023, en Santa Cruz. (AP/Ipa Ibáñez)

Lo que está pasando desde hace más de tres semanas en el departamento de Santa Cruz no es exactamente un paro cívico, sino un complot de elementos fascistas que tratan de escindir a Bolivia para usurpar las riquezas del lugar, utilizando inicialmente el pretexto de la demora de un censo imposible de efectuar en estos momentos, como pretendían.

Tal evento está señalado para ser finalizado en septiembre del 2024 y se necesita la participación de unos 200 000 trabajadores, pero los dirigentes del paro pretendían que fuera ahora, alegando que serían perjudicados en el número de representantes legislativos. 

Luego de haber aceptado la fecha del censo, ahora apuntan a hacerse independientes, encabezados por el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y el presidente del Comité Cívico, Rómulo Calvo, quienes proponen que Bolivia se convierta en un Estado federal, lo cual —según ellos— permitirá a los cruceños administrar sus recursos. Años atrás exigían autonomía, y ahora hablan de federalismo.

El paro indefinido hasta ahora causó pérdidas por 700 millones de dólares, según el gobierno de Luis Arce. En este lapso murieron cuatro personas en enfrentamientos en puntos de bloqueo, y se investiga la violación grupal a una joven en una de estas barricadas, donde también se efectúan cobros irregulares para dejar a la población pasar.

La Asamblea Legislativa Plurinacional aún no definió si votará una ley como exigen los cívicos cruceños. Ya existe un decreto al respecto, firmado por el presidente, Luis Arce, lo cual es considerado como suficiente para terminar las protestas en el departamento más grande y próspero de Bolivia.

DIVISA CONTRARREVOLUCIONARIA

«Lo único que quieren el señor Camacho y el señor Calvo es dividir al Estado Plurinacional de Bolivia. En el 2008 tuvimos la confrontación de la Media Luna (llamada así por la forma en el mapa de los departamentos del oriente) y sus pretensiones separatistas», dijo a Sputnik la diputada Olivia Guachalla, de Cochabamba.

«Escuchar a Calvo es escuchar el racismo en vivo. Cómo se expresa de nuestros hermanos campesinos, cómo se atenta contra la casa que los representa», dijo en referencia al incendio de la sede de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz, así como el saqueo y toma de otras organizaciones sociales.

A su vez, el máximo dirigente de la Central Obrera Departamental. Rolando Borda, denunció que el asalto y el saqueo a las oficinas de la entidad fueron planificados y financiados por empresarios de Santa Cruz.

Dijo que por informaciones que recibió, los financiadores de la toma violenta de la sede sindical y de la quema de las instalaciones de la Federación Departamental de Campesinos poseen bastante armamento en una propiedad ganadera lujosa en Puerto Suárez, en la frontera con Brasil.

“Esto no es un paro cívico, es una dictadura fascista por el capricho de dos personas, especialmente del gobernador Fernando Camacho”, indicó Borda.

Hipócritamente, el ex coronel del Ejército Jorge Santisteban anunció a los medios de prensa que un cabildo vecinal había determinado conformar “comités de autodefensa” que se replicarían en la ciudad más poblada de Bolivia, pero desde el primer día del paro indefinido, bajo su adoctrinamiento militar y policías descontentos, ya operaban impunemente grupos violentos en puntos de bloqueos, con muertes y violaciones de por medio.

¡AL FIN!

En este contexto, Jorge Nina, abogado de Lidia Patty, exdiputada del Movimiento al Socialismo (MAS), presentó un recurso de acción de cumplimiento para que la justicia obligue a los fiscales a que convoquen a declarar a Camacho, por la denuncia en su contra por el delito de terrorismo en el caso «golpe I».

“Todas las personas dentro del caso golpe han sido citadas, han sido notificadas con edicto, algunas fueron declaradas rebeldes, pero extrañamente no se convoca a este señor Luis Fernando Camacho… El Ministerio Público no está defendiendo los intereses de la sociedad debido a esta negligencia de la Fiscalía; actualmente el sindicado está haciendo actos ilegales”, argumentó Nina.

A fines del 2020, Patty presentó una denuncia en contra de la expresidenta Jeanine Añez, su gabinete y otros actores políticos, porque rompieron el orden constitucional el 2019, entre ellos el entonces presidente del Comité pro Santa Cruz y actual gobernador del departamento, Luis Fernando Camacho, y su padre, quienes nunca llegaron a hacerlo e incluso aquellos que los pretendían citar fueron amenazados de muerte.

UNIDAD

El presidente Luis Arce dijo este lunes en un acto público que “hay personas que se creen dueños de territorios y de hacer todo lo que quieran; en el oriente y en occidente va a haber Túpac Katari”.

La declaración aludió a las determinaciones del Comité pro Santa Cruz en el cabildo del domingo, en el que se determinó exigir que los otros departamentos se sumen a la causa.

Arce, quien participó de los actos por los 241 años de la muerte del líder Indígena Julián Apaza, conocido como Túpac Katari, apeló a “la unidad de los movimientos sociales” para vencer “amenazas de enemigos externos e incluso de enemigos internos”.

“La unidad es fundamental, van a querer dividirnos calentando la oreja a algunos de nuestros dirigentes”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *