Carmelina, la primera “escuela nueva” de Cienfuegos, cumple 50 años

Medio siglo después de inaugurar allá en las fértiles tierras rojas de Yaguaramas la pionera de las Escuelas Secundarias Básicas en el Campo (ESBEC) de la entonces región Cienfuegos, alumnos y profesores de la “Juan Alberto Díaz” se reencontraron el último fin de semana, próxima ya la fecha de la entrada del primer grupo de estudiantes, aquel 12 de septiembre de 1973.

El Centro Cultural Prado acogió la cita, tercera de los últimos años, aunque esta con la especial marca por los diez lustros. Un día rebosante de sentimientos, emociones y vuelta en el calendario a aquellos que, varios de los participantes, no titubearon en calificar como los años más felices de una generación cuya edad frisa ya las seis décadas y media.

Asistentes al tercer encuentro de estudiantes y profesores de la primera secundaria en el campo de Cienfuegos. /Foto: Castillo
Asistentes al tercer encuentro de estudiantes y profesores de la primera secundaria en el campo de Cienfuegos. /Foto: Castillo

Para suerte de todos, el encuentro logró reunir a una docena de los integrantes de su claustro docente, escogido entre los mejores de sus especialidades, ya entonces auxiliados también por los primeros contingentes de aquella cantera emergente que fue el Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech.

La ESBEC del batey de Carmelina, bautizada con el nombre de Juan Alberto Díaz, uno de los jóvenes mártires de Playa Girón, figuró en el primer centenar de centros de este tipo que, por idea del Comandante en Jefe Fidel Castro, la Revolución regó como semillas a lo largo de todo el país.

Con un diseño arquitectónico que democratizó su imagen en los campos cubanos, en su época de esplendor llegaron a funcionar más de medio millar de estos centros, cuya matrícula oscilaba en el entorno de los 500 estudiantes bajo régimen interno y en los que se aplicaba el principio básico de la combinación estudio-trabajo.

Yaguaramas, Cumanayagua y Juraguá resultaron escenarios de la joven provincia cienfueguera en los que luego prosperaron más de una veintena de aquellas popularizadas por el poeta en una de sus melodías casi himno de entonces, como la escuela nueva.

Fueron, a no dudar, el destacado botón de muestra de un programa que en la Historia de la Educación en Cuba se codea con la Campaña de Alfabetización. Por tanto, fecha tan señalada no debía pasar desapercibida en el calendario de celebraciones provinciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com