Un Tiziano robado aparece en una parada de ómnibus en Londres

La pintura «El descanso en la huida a Egipto», del maestro del Renacimiento Tiziano, fue recuperada en una parada de ómnibus de Londres, tras siete años de búsqueda y hoy espera por la subasta de la casa londinense Christie’s.

El cuadro fue pintado por el artista cuando tenía poco más de 20 años (alrededor de 1508); codiciado por aristócratas y ladrones durante sus cinco siglos de existencia, ahora la casa de remate opina que puede venderse por cerca de 30 millones de euros.

La pieza -encontrada dentro de una bolsa plástica- fue robada en 1809 y nuevamente en 1995.

El artista veneciano la pintó en un panel de madera de 60 centímetros de ancho y en ella se ve a la Virgen María acunando al niño Jesús con José observando.

Según lo difundido por la casa londinense de pujas, la problemática historia de esta obra ha sido muy agitada porque en un inicio se encontraba en la colección de un comerciante veneciano de especias en el siglo XVII, y pasó por manos de varios aristócratas, emperadores y archiduques europeos.

El marqués de Bath la compró en una licitación realizada en Christie’s en 1878 y ahora la misma subastadora la venderá en representación del último noble.

Su accidentado camino incluye dos robos importantes, el primero en 1809 cuando las tropas de Napoleón Bonaparte la sustrajeron del Palacio Belvedere en Viena; el segundo y más reciente en la década de 1990 que involucró el saqueo de Longleat House, residencia de los mencionados marqueses, en Wiltshire.

Christie’s explicó en una publicación que la obra fue recuperada por Charles Hill, exjefe de la unidad de arte y antigüedades de Scotland Yard.

Hill, fallecido en 2021, localizó la pintura, pero para llegar a ella se encontró con personajes pintorescos, según él mismo describió.

Me llevaron a la obra a cambio de una recompensa de 100 mil libras, comentó.

Además de localizar esta obra, Hill ganó fama debido a la recuperación en 1994 de «El grito de Edvard Munch», robada del Museo Nacional de Oslo.

Hill dejó un legado significativo en la recuperación de arte robado, el cual todo se entregó a distintas casas de subasta.

Ahora la pintura regresa a Christie’s para uno de los eventos de verano que promete atraer una atención considerable dada la combinación de su valor histórico y las peripecias de su recuperación.

La institución destacó que la pintura es especialmente valiosa, y la expectativa es alta entre coleccionistas y expertos en arte por ver quién será el próximo propietario de esta emblemática pieza, cerrando así otro capítulo de la tumultuosa historia de esta obra renacentista, la cual sobrevivió a guerras y robos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com