Enfrentamientos pandilleros causan estragos en capital haitiana

Las pandillas G9, liderada por el expolicía Jimmy Cherisier, y GPEP provocaron el miércoles un disturbio armado en las calles de la capital haitiana, Puerto Príncipe debido a una disputa para ganar nuevos territorios.

Según las autoridades, varias personas resultaron heridas cuando intentaban huir de los tiroteos en los sectores de Lalue, Poste Marchand, Champ de Mars y Rue Lamard.

Desde hace una semana ambas bandas mantienen a la ciudad bajo un estado de violencia e inseguridad que ha sembrado el pánico en gran parte de la población.

Ante el aumento del pánico y la falta de garantías de protección de las calles, la Facultad de Ciencias de la Universidad Estatal de Haití suspendió las actividades docentes para preservar la vida de su personal.

A propósito, el pasado 11 de julio, un estudiante de esa universidad fue asesinado a balazos en las inmediaciones del centro.

Con respecto al panorama de violencia apuntó en un comunicado oficial que «en menos de una semana, se han encontrado varios proyectiles perdidos en el patio e incluso en las aulas».

A su vez, la Arquidiócesis de Puerto Príncipe condenó en un comunicado el incendio “de origen criminal” provocado por las bandas en sus instalaciones al tiempo que pidieron de forma inmediata la intervención policial.

Pese a varios impedimentos, los bomberos lograron acceder para extinguir el fuego e informaron que “los autores rompieron parte de la pared de la fachada del edificio antes de prender fuego a las puertas delanteras y laterales hacia la vista de San Lorenzo».

Los secuestros, asaltos y tiroteos que ocurren hoy en Haití, con poca o nula resistencia policial, provocan numerosos desplazamientos internos y externos al tiempo que deterioran aún más la infraestructura y la economía haitiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *