La Habana se recupera tras los efectos del huracán Ian

Cuando el huracán Ian se encuentra fuera de Cuba y, según el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, ha dejado de constituir un peligro para el país, La Habana se centra hoy en la fase recuperativa, que incluye acciones de limpieza y recogida de desechos.

Irma Luisa Vargas Reina, miembro del Comité Municipal del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Playa, declaró en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que ese municipio registró la caída de 200 árboles por el paso del fenómeno meterológico, que afectaron viviendas y obstruyen las vías principales, en lo cual intervienen servicios comunales y otras brigadas especializadas.

Puntualizó que en ese territorio ocurrieron aproximadamente 30 derrumbes parciales de hogares, sobre todo en sus cubiertas ligeras, que serán atendidos por la Dirección Municipal de la Vivienda para determinar qué recursos se dispondrán para la rehabilitación.

Existen 10 puntos de evacuación distribuidos por todos los Consejos Populares de la localidad, en los que se albergaron ante la amaneza de Ian alrededor de 116 pobladores, mientras que más de tres mil personas se autoprotegieron en casas de familiares y amigos, aseveró.

Añadió que no se lamentaron pérdidas de vidas humanas ni heridos en el territorio.

Vargas Reina destacó que en Playa permanecen apagados los 34 circuitos eléctricos y se trabaja para restablecer el servicio, teniendo en cuenta la compleja situación que presenta el Sistema Eléctrico Nacional.

Afirmó que se reportaron penetraciones del mar por los puntos de Santa Fe y Miramar, pero no hubo daños mayores, pues se protegieron desde la fase de alerta ciclónica los bienes vinculados a los Círculos Sociales Obreros, así como otras instituciones y viviendas próximas a la costa.

Otra zona considerada vulnerable en La Habana es el barrio de El Fanguito, ubicado en el municipio Plaza de la Revolución; Sergio Martínez Arocha, vecino de esa comunidad, comentó a la ACN que las autoridades de la capital tuvieron vigilancia constante ante la posible crecida del río Almendares, en cuyos márgenes se levanta esa comunidad en transformación.

Favorablemente el río mantuvo su nivel y no hubo grandes afectaciones, solo se encontraron daños en cubiertas ligeras y caídas de ramas de árboles que, en estos momentos, con el apoyo de los pobladores, se limpian.

En Plaza de la Revolución también se constató el dragado del alcantarillado en el área del Malecón y la Avenida de los Presidentes (calle G), por la cual penetró el mar debido a fuertes rachas de vientos.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del PCC y Presidente de la República, evaluó en la mañana las afectaciones en la capital y conoció que se contabilizan cinco derrumbes totales y 68 parciales, y 16 mil 221 personas se encuentran protegidas.

El paso de Ian por la provincia provocó más de mil árboles derribados y afectaciones en todos los circuitos eléctricos, los vientos sostenidos alcanzaron los 80 kilómetros por hora (km/h), con rachas de 123 km/h, y se acumularon 118 milímetros de lluvia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *