Extiende Cienfuegos ayuda a Pinar del Río

Por: Ramón Barrreras Ferrán (Trabajadores)

Para los cubanos la solidaridad no tiene límites. Antes de que el fuerte huracán Ian abandonara el territorio nacional, ya estaban sobre la Autopista Nacional brigadas de trabajadores de la electricidad de la provincia de Cienfuegos rumbo a Pinar el Río, para contribuir a resarcir los muchos daños dejados en las redes el devastador meteoro a su paso.

Pero eso no ha sido todo. Dadas las muchas afectaciones y las necesidades existentes, ya laboran en tierra pinareña 20 integrantes de colectivos pertenecientes a la División Territorial de la Empresa de Telecomunicaciones (Etecsa), quienes están empeñados en restablecer el servicio telefónico lo antes posible en la localidad donde fueron ubicados.

De igual manera, 13 trabajadores de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado, de Cienfuegos, se encuentra en la zona más occidental del país, con el propósito de contribuir a restaurar los daños ocasionados por el agua, la lluvia y el viento de Ian.

Una vez más se evidencia, ante la ocurrencia de un desastre, que Cuba es una sola, y si está dividida territorialmente, responde solo a una condición meramente administrativa para facilitar las gestiones y el quehacer cotidiano.

Pero cuando la naturaleza se empeña en hacer daño u ocurre un accidente, como el del Hotel Saratoga, en La Habana, o la Base de Supertanqueros, de Matanzas, se unen los brazos y la voluntad y codo con codo luchan todos juntos contra la adversidad, porque ─y lo repito intencionalmente─ Cuba es una sola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *