Alas para vivir: proyecto de lucha contra el cáncer en Cienfuegos

Juana tuvo pelucas, gorros y pañuelos, finalmente optó por no cubrir su alopecia temporal debido a la quimioterapia mientras estaba en casa, y solo usó pañuelos combinados con la ropa para ir a los turnos y a las sesiones de quimio. Pasado casi un año de finalizado el proceso médico todo parece un sueño, pero fue real.

A Juana Muñoz Landestoy, vecina de Tulipán, le extirparon un carcinoma de mama y hoy puede compartir la historia pues siempre contó con el apoyo de los suyos. Y aunque esta cienfueguera nunca fue en extremo presumida, también sintió temores de su nueva apariencia después de la cirugía, pues su hijo tiene toda la razón cuando le dice que a sus 68 años aparenta menos de su edad. A Juana le fue muy difícil hablar de su experiencia, sin embargo, todo fue mucho mejor desde que se motivó a participar en el proyecto Alas para vivir, creado por la enfermera Eida Díaz Padrón, también operada de una de sus mamas.

El grupo está en ciernes, fue fundado el pasado 19 de octubre, #DíadeLuchaContraelCáncerdeMamas, porque en casi toda Cuba existían proyectos derivados de Alas para la vida, el cual cuenta con expertos quienes tienen vasta experiencia en estos menesteres y la provincia nunca tuvo parecido.

Alas para vivir: proyecto de salud para la lucha contra el cáncer de mamas radicado en Tulipán, Cienfuegos. (Fotos cortesía de la autora)

Eida tuvo el impulso y dibujó con detalles su logotipo, ha puesto tanto empeño en ayudar a otras mujeres con esta sintomatología que se sumaron veintinueve féminas de esta área cienfueguera, donde labora como asesora genética la doctora María Eugenia Monje Pérez. La doctora María Eugenia, es un amor, coinciden las mujeres, y yo diría que mucho más, fue igualmente el empuje para la estructuración y la legalización de este trabajo que ya cobra vida y es útil en Tulipán.

El cáncer de mama es una arista importante de estudio para su especialidad y pronto iniciarán nuevas pruebas en la capital del país que podrán beneficiar la importante detección temprana de esta enfermedad que está entre las primeras causas de muerte en Cuba.

Alas para vivir también cuenta con el liderazgo de psicólogos, profesores, y de las doctoras Odelvys Minueses Fernández, especialista en MGI, máster en Asesoramiento Genético y Miriam Hidalgo Madrazo, especialista de Primer Grado en MGI, quien atiende la Consulta de Mastología.

Este equipo se hace fuerte apenas en los inicios, ya preveen la visita de sus homólogos capitalinos y la entrega de prótesis, ajustadores y otros bienes de beneficio para la mujeres con mastectomía. Igualmente, las mujeres al integrar este Proyecto conocerán algo de valía: la adversidad es una enseñanza que como mejor lección te recuerda lo bueno que es vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *