Realizan XXXV graduación del IPVCE Carlos Roloff Mialofsky

La XXXV graduación del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Carlos Roloff  Mialofsky, se distingue de todas las que le han antecedido. Está signada por una pandemia feroz, el confinamiento y nuevas formas de enseñanza, interacción y aprendizaje, que pusieron en vilo la estricta formación que caracteriza a los estudiantes de este tipo de centros.

No obstante, la institución sureña egresó 118 pupilos que se incorporarán a la enseñanza superior, muchos de ellos en perfiles deficitarios en el país. Es el caso de los que obtuvieron sus carreras de forma directa gracias a sus resultados en concursos y competiciones nacionales.

Un total de 21 muchachos y muchachas merecieron cupo directo a las aulas de importantes universidades del país por su desempeño en las áreas de Matemáticas (2), Física (5), Biología (2), Química (2), Informática (3) y Geografía (7); muestra de que formar hombres y mujeres de ciencia sigue siendo el pilar fundamental de los IPVCE en Cuba.

Marydé Fernández López, Primera Secretaria del Partido en la provincia, Alexandre Corona Quintero, gobernador de Cienfuegos, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y una representación de las universidades, directores de empresas y otros organismos que apoyan incondicionalmente la formación profesional en el territorio, reconocieron a los más destacados de esta hornada.

Lilian Sarmiento Yera resultó la de mejor índice académico. Junto a ella, otros ocho estudiantes llevaron un recuerdo a casa por sus resultados sobresalientes en el aula.

Darién Cardoso Gil, a nombre de sus compañeros, agradeció el apoyo que la escuela recibe por parte de las autoridades y las organizaciones de masas, e instó a estrechar lazos para las generaciones siguientes. Agregó que el concepto de alumno integral “enaltece no solo a uno, sino a los 118 que nos graduamos hoy, por la entrega y sacrificio que conlleva estar en un centro tan prestigioso como este.

Para Kirenia Ferrer Ruiz, madre de una de las graduadas, es evidente la calidad de la formación docente y humana de la muchachada. Considera que bien valió la pena los tres años fuera de casa.

Que mantengan el interés por investigar, por estudiar y ser mejores, y que se propongan metas alcanzables para formarse como profesionales competentes fue el deseo final de Enoel Ramón Leiva Fuentes, director del IPVCE cienfueguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *